Bogotá

Cerca del cielo y de las estrellas se levanta orgullosa la capital colombiana. Una ciudad fraguada por una rica historia colonial y republicana; una urbe próspera que crece a pasos gigantescos.

Bogotá es el epicentro de las actividades comerciales y políticas más importantes de la nación colombiana, en su seno se toman las decisiones más cruciales que dirimen el destino de toda una nación. La capital ostenta un lugar privilegiado que le ha permitido erigirse como un irrebatible foco de inversión extranjera debido, entre otros factores, a su cultura tributaria, su crecimiento económico y sus muy buenas oportunidades laborales que devienen en una envidiable calidad de vida.

La ciudad ofrece oportunidades diversas, desde todas las esferas de la vida humana para todos los soñadores, de tal suerte que en sus espacios convergen hombres y mujeres de todos los rincones colombianos así como del mundo conocido. Pero de seguro una de las facetas más preciadas de Bogotá la encontramos en su devoto interés por la cultura y el deporte: en Bogotá predominan los espacios dedicados al cultivo de la cultura, el arte, la salud y la sana convivencia.

Bogotá resguarda en su enorme tramado de calles y edificios, promesas de diversión y de actividades tan diversas que no dejarán a nadie con insatisfacción alguna; la amplia gama de sitios por visitar en esta, la ciudad más importante de Colombia, se develan como interesantes estímulos para que no dejes de acercarte y conocer en detalle la capital colombiana.

Conoce una ciudad cosmopolita y moderna, tierra de progreso, arte y cultura.

Planes a este Destino :

Andes sudamericanos

Desde

COP $ 6.354.000

Colombia Colonial y Tradiciones Caribeñas

Desde

COP $ 5.054.000

Colombia al Natural

Desde

COP $ 5.146.600

Colombia Clásica

Desde

COP $ 3.819.000

Actividades en este Destino :

Destinos relacionados :

Experiencias de usuarios en este Destino :

A la capital colombiana se puede llegar desde cualquier aeropuerto internacional del mundo. La gran mayoría de los aeropuertos nacionales de Colombia tienen servicios aéreos hacia la capital. Si te encuentras en otras ciudades del territorio colombiano, ten la certeza y plena confianza de acceder por tierra contando con una muy buena infraestructura vial.

 

  • Si vas a conducir automóvil   por las calles de la Bogotá, es bueno que te informes acerca del pico y placa implementando para descongestionar las vías. Por el contrario, si vas a abordar con frecuencia taxis, previamente infórmate de las tarifas para evitarte inconvenientes.
  • Si vas de compras, no temas en regatear, ello hace parte de las maneras comerciales de la capital.
  • Bogotá es una urbe muy grande y populosa, recuerda sólo movilizarte en transportes públicos autorizados por el Distrito.
  • Maneja efectivo de baja denominación; deja a buen recaudo los objetos de valor (caja fuerte de hotel), si sales a recorrer los sitios de interés capitalinos lleva sólo el dinero necesario.
  • Sé amable con los residentes, respeta sus costumbres y tradiciones.

 

Vestuario recomendado

  • Lleva ropa que pueda paliar el clima frío como chaquetas, suéteres de lana, medias y gorros: la temperatura desciende drásticamente en las noches bogotanas. Del mismo modo, te recomendamos llevar un impermeable y una sombrilla. Esta última te servirá para cubrirte de la lluvia como del sol de mediodía.
  • Las actividades y lugares a visitar necesitarán de buena inversión de tiempo y energías, por eso te recomendamos calzar zapatos cómodos para que puedas recorrer todos estos sitios.
  • Lleva un juego de ropa fresca en caso de que el clima se ponga caluroso; también lleva prendas acordes para disfrutar de las movidas noches bogotanas en discotecas y bares.

 

Con la naturaleza

  • No arrojes basuras a la calle, utiliza los múltiples contenedores dispuestos a lo largo y ancho de la ciudad.
  • No contamines las fuentes de agua potable; economiza el consumo de agua y energía.
  • Cuida de la naturaleza de los cerros y de las zonas verdes, no arrojes residuos inorgánicos ni enciendas fogatas.

La reconocida mesa bogotana debe su celebridad a factores como su historia precolombina, que enfatizaba en el uso del maíz, los tubérculos locales e importantes hierbas como la huasca, para luego armonizar dichos ingredientes con las creaciones culinarias de los recién venidos de Europa. Por otro lado, la cocina bogotana, permeada por su frecuente intercambio cultural, ha sabido apropiarse de platillos de todo el país y de otras latitudes extranjeras para conformar un recetario amplio y diverso.

Ajiaco santafereño: el ajiaco santafereño es icono de la cocina del altiplano cundiboyacense. El ajiaco en muchos sentidos se parece al tradicional sancocho, aunque es más cremoso y difiere del plato típico por su espesura y sabor, producto de la combinación de sus tres tipos de papas (criolla, pastusa y sabanera), y por supuesto, por la integración de la huasca: hierba local que le da su característico sabor.

La carne primordial del ajiaco es la carne de pollo que suele ir desmechada y acompañada de mazorcas cocidas y de una buena ración de aguacate. El ajiaco suele ser servido en recipientes de barro cocido, acompañado de crema de leche y alcaparras. En síntesis, el ajiaco santafereño es una sopa de un sabor inolvidable, importante rasgo cultural bogotano que no deberías dejar de probar.

Cuchuco: es una sopa de maíz trillado, acompañada de papa, zanahoria y aliños según el gusto. El cuchuco es sin duda alguna, un plato de sencilla preparación, pero muy delicioso y nutritivo que te vendrá muy bien si lo acompañas de una ensalada o de una buena porción de aguacate.

Lomo al trapo: la particular preparación del lomo, permite a los comensales disfrutar de toda la jugosidad y textura de esta carne. Muy usual en reuniones particulares y con una reciente aparición en los menús de los restaurantes más reconocidos de la capital. El lomo al trapo acompañado de aguacate, papas cocidas y una buena jarra de cerveza fría, se consolida en una delicia ineludible para los amantes de la carne.

Sobrebarriga: una deliciosa carne de res sometida a cocción en una olla a presión para luego ser aliñada y guisada; es un auténtico manjar de fácil preparación para disfrutar en un almuerzo. La sobrebarriga se suele servir con papas chorreadas (papas bañadas en guiso), yuca cocinada, ensalada y aguacate.

Tamal: esta es una deliciosa mixtura de ingredientes locales. Una porción de carne adobada (res, pollo o de cerdo), es acompañada con papas y zanahoria, recubiertas de masa de maíz y cocinada en un envoltorio de hoja de plátano. En algunos lugares es hecho con arroz, hogado (guiso) y huevo cocido.

El resultado de esa ingeniosa mezcla de ingredientes es el exquisito y popular tamal: una pieza culinaria de sabor inconfundible que acostumbradamente es ofrecido en festividades populares, o consumido a la hora del almuerzo en un día semanal cualquiera. Disfruta de este peculiar platillo servido caliente y con una buena porción de arepa.

Sancocho de gallina: el sancocho es uno de los platos por excelencia de la cocina colombiana; una sopa espesa con diversos tubérculos (papa, yuca, plátano) partidos en generosas porciones. En Bogotá es muy apetecido el sancocho de gallina criolla. Generalmente se cocina en una olla grande donde se cuecen todos los ingredientes: gallina despresada, verduras troceadas y aliños. El sancocho de gallina se baja del fogón una vez la mezcla se ha convertido en una sopa espesa. Se lleva la mesa con mazorcas cocidas, cilantro picado y una porción de aguacate o de banano.

Arepa: es un sello de identidad culinario nacional. Un infaltable en la dieta colombiana que consiste en una tortilla asada de maíz blanco o amarillo.   La arepa es muy apetecida para su consumo a la hora del desayuno; es ofrecida con huevos revueltos, o con mantequilla y queso, al igual que para ser disfrutada con sopas como la changua.

Changua: la changua es una particular sopa que se prepara con componentes muy comunes de la canasta familiar. Huevos, leche, pan y cilantro son los escasos ingredientes que requiere esta rápida y deliciosa sopa. Es muy habitual verla servida en los desayunos santafereños.

Mazamorra: es una versátil y sencilla preparación, muy popular en la capital colombiana. La mazamorra consiste en maíz blanco o amarillo cocinado por largo tiempo hasta que ablanda, para luego ser servido junto con su caldo, al que se denomina “claro”. La mazamorra es ofrecida como postre, acompañada de bocadillo o panela, o como bebida fría mezclada con leche. Una delicia culinaria ideal para comer durante o después del almuerzo.

Merengón: un postre muy célebre por su delicado y dulce sabor. El merengón mezcla perfectamente la crema, el merengue y las frutas tropicales para conformar uno de los platos dulces más estimados de toda Colombia.

Postre de tres leches: este postre tiene una consistencia y sabor inigualables; un notable regalo para tu paladar. Preparado con gelatina, leche condensada, crema de leche y leche común, el famoso postre de las tres leches recubierto de salsa mora, es ideal para disfrutar después de un gustoso almuerzo capitalino, o cuando el capricho y el apetito así lo impongan.

Brevas con arequipe: este exquisito postre santafereño consiste en brevas cocidas, partidas a la mitad y rellenas de arequipe (dulce de leche). Las brevas se pueden cocinar con azúcar, panela o caramelo, convirtiéndolas en un pequeño manjar de fácil preparación que se sirve con tajadas de queso y un vaso de leche.

Ensalada de frutas: una exquisita preparación no apta para cardiacos. La ensalada de frutas mezcla toda la generosidad de las frutas más comunes y de otras que sólo crecen en zonas tropicales: mango, banano, fresas, papaya, manzana, pera, uvas, entre otras, son finamente troceadas, bañadas en abundante crema de leche y acompañadas de queso y helado.

Aperitivos: En Bogotá como en gran parte del territorio colombiano, la merienda es una ocasión especial para disfrutar de esas pequeñas tentaciones que bien pueden acompañarse con un chocolate, café, o un refresco de soda nacional. Diversos y populares aperitivos, muchos de ellos a base de harina de maíz y de pan, pueden disfrutarse para reparar energías y para consentir el paladar. Destacamos tentempiés tan queridos como el pequeño cochinillo o marranito, las empanadas, las papas chorreadas, la papa rellena y la muy codiciada almojábana.

Sabajón y otras bebidas: en su acepción local el sabajón no es un postre como sí lo es en muchos otros países. En Bogotá el sabajón es una bebida alcohólica muy reconocida, de fabricación casera o industrial. El sabajón puede reconocerse como una especie de ponche de rico sabor, y ampliamente consumido para las festividades locales, especialmente, las fiestas navideñas. Otras bebidas típicas, deliciosas y refrescantes de la zona son el masato, el canelazo, los jugos naturales, el agua de panela con limón, y los tradicionales refrescos de soda nacionales.

La modernidad de la ciudad y su rápido crecimiento que la ponen a la par de las grandes urbes del mundo, permiten que Bogotá disponga para todos los públicos, de diversos escenarios que demuestran porqué es uno de los destinos turísticos más sobresalientes de la nación colombiana. Entretenimiento, noches de fiesta, arte, cultura, naturaleza y una rica y diversa gastronomía entran en conjunción para dibujar un excelente destino donde seguramente no te alcanzará el tiempo, para disfrutar de las casi infinitas posibilidades de descanso y diversión.

Museos y teatros: la ciudad cuenta con una larga y respetada tradición cultural reflejada en sus numerosos recintos. Dedicados a la contemplación y recreación de las emociones estéticas, decenas de museos y teatros se dan lugar en la capital para el fomento de la cultura y del conocimiento de un mundo que se halla en constante movimiento y cambio. En los diversos museos podrás disfrutar de impresionantes colecciones artísticas, muestras prehispánicas, republicanas y contemporáneas. En tanto en los teatros, los telones se abren para que te deleites con destacadas puestas en escena de ballet, obras musicales estilo Broadway, comedias y dramas de corte clásico y moderno.

Estos son distinguidos museos y teatros (por sólo mencionar algunos de los muchos) que consideramos pertinente tengas a bien visitar: Museo del Oro, Museo de la Independencia, Museo Nacional, Museo Botero, Museo de Arte Moderno, Museo de los Niños; Teatro Cristóbal Colón, Teatro Colsubsidio, Teatro Jorge Eliecer Gaitán, Teatro La Candelaria, Teatro La Castellana, Teatro Astor Plaza, Teatro Nacional, etc.

Parques: para convertir esta gigantesca ciudad en un lugar amable, donde te puedas relajar en una mañana o tarde cualquiera y disfrutar de aire limpio, desde hace años el Distrito ha venido trabajando por generar diversos espacios verdes que equilibren la afanada vida capitalina con el esparcimiento, el deporte y la naturaleza.

En Bogotá encontrarás pequeños parques que colindan con los barrios, al igual que otros tan enormes como el parque Simón Bolívar. Este último, parque metropolitano, detenta una posición primordial para la salud de la ciudad, hospedando en sus amplios predios un red significativa de parques con escenarios en entera adecuación para la práctica de diversos deportes. Kilómetros de ciclorutas y zonas verdes   comprenden en el Simón Bolívar, una zona mucho más amplia que el Central Park de New York. En todos estos espacios naturales hay calzadas para caminatas, trazadas a través de alamedas y cerca de fuentes de agua pura, sin olvidar las múltiples actividades que se desarrollan gratuitamente en ellos, tendientes al solaz, la recreación y la ejercitación física.

Iglesias capitalinas: la fuerte influencia católica a través de la historia colonial y republicana, ha configurado gran número de iglesias que se extienden a lo largo y ancho de la ciudad. Generan gran interés, aquellas iglesias que erigidas desde los primeros albores y contornos de la ciudad, han sobrevivido al paso del tiempo y las diferentes coyunturas y cataclismos de sus respectivas épocas. Resaltamos por su valor histórico y arquitectónico iglesias como la capilla de La Candelaria, San Pedro Claver, Nuestra Señora del Carmen, Divino Niño Jesús del 20 de Julio, Catedral de Sal de Zipaquirá, entre otras.

No dudes en dar un amplio y meticuloso recorrido por estas iglesias, quedarás fascinado con la belleza de sus trazos arquitectónicos, maravillado, por solo poner un ejemplo, con el ingenio y la belleza de la Catedral de Sal, localizada a tan sólo 50 kilómetros de la capital, en la población de Zipaquirá.

Parques de atracciones y centros temáticos: un fin de semana en Bogotá es un momento especialmente propicio para compartir en familia. Los parques temáticos y de diversiones son tan numerosos como divertidos y económicos. La diversión, el aprendizaje y la aventura en familia son sólo alguno de los rasgos característicos de estos centros recreativos, que cuentan con todo lo que se necesita para que pases de una tarde inolvidable con tus seres más queridos.

Monserrate y Guadalupe: los cerros hacen parte del conjunto orográfico de los cerros orientales bogotanos, cordón natural que delimita las fronteras urbanísticas de la ciudad. Los cerros son formaciones montañosas que datan de hace millones de años y que son muy significativos para el equilibrio natural de los alrededores de la ciudad.

Dadas sus características naturales, la belleza de sus escenarios y las sendas edificaciones religiosas que hallan base en sus cumbres, los cerros son asiduamente visitados por cientos de turistas al año, locales y extranjeros que ascienden por sus elevadas rutas, por funicular o teleférico para halla solaz y regocijo en la naturaleza, divisar la espectacular panorámica desde sus alturas, o tener un profundo encuentro espiritual en la ermita de Guadalupe y la basílica del Señor de Monserrate.

Desde las inmediaciones de la ciudad vislumbrarás los cerros y su imponente figura. De seguro querrás acometer el ascenso y sentir el aire fresco y renovador que cabalga en sus cumbres que rozan el cielo.

Plaza de Bolívar: la más importante plaza de Bogotá y del país, foco trascendental para la evolución e historia de la vida bogotana y colombiana. La plaza ha sido testigo del transcurso de su historia colonial tanto como republicana, prueba fehaciente de ello lo son las imponentes estructuras que se erigen alrededor de su muy amplio cuadrilátero adoquinado: la Catedral Primada de Bogotá, la Casa del Cabildo Eclesiástico, El Capitolio Nacional, el Palacio Liévano, el Palacio de Justicia, Capilla del Sagrario y el Palacio Arzobispal.

La plaza es un lugar muy concurrido por residentes y visitantes, toda vez que sus alrededores son escenario de importantes actividades que revisten un especial interés para los aconteceres y devenires de todo colombiano. No hay duda de que será un lugar que no dejarás de visitar, punto de partida para acercarte a los modernos y antiguos edificios que la rodean y así obtener excelentes postales de uno de los lugares con mayor historia de toda Colombia.

Casa de la Poesía: sin duda alguna, la que fue llamada hace casi un siglo como la Atenas de América, es una ciudad que brinda innumerables espacios para el encuentro con la cultura. Te recomendamos visites la Casa de la Poesía, última residencia del eximio poeta José Asunción Silva, una de las mayores letras latinoamericanas de finales del siglo XIX.

En este recinto dedicado al disfrute de las letras, bajo tenues luces, mullidos divanes se disponen en corredores y habitaciones, de tal forma que las personas plácidamente puedan embelesar la imaginación y el espíritu con las obras de Borges, Márquez, Cortázar, Lugones, León de Greiff, etc., todas ellas grabadas y narradas en viva voz por sus autores. La Casa de la Poesía se constituye pues, en un infaltable para los amantes de la cultura y la literatura, que encontrarán en sus corredores, habitaciones y el pequeño jardín de estilo colonial, todo un derroche de versos, historia y ensoñación.

Catedral Primada de Bogotá: la catedral es un monumento nacional que ha atestiguado el paso del tiempo y los acontecimientos en la joven Bogotá de hace siglos. Su fachada de estilo neo clásico levanta un par de torres que parecen rozar el cielo; en su interior, la amplia bóveda delimita sus intrincados pasillos adornados exquisitamente con figuras eclesiásticas y luces diáfanas. Fuera de la catedral se puede apreciar su invaluable valor histórico y religioso, dentro de ella, se percibe la tranquilidad y paz que convidan a la reflexión espiritual.

Quinta de Bolívar: una quinta campestre que durante siglos ha mantenido sus formas intactas, gracias a su valor arquitectónico, pero en gran medida, gracias a su valor como residencia de una de las más grandes de figuras de los procesos independentistas en Suramérica: Simón Bolívar. La quinta conserva hoy en día la mayoría de los rasgos que la caracterizaron en su época de mayor esplendor, cuando el prócer la tomó por residencia en la capital para su descanso, convirtiéndose de paso en importante lugar de reunión para egregias figuras de la independencia colombiana.

El Capitolio: declarado monumento nacional, el Capitolio es una importante estructura de corte neo clásico, sede permanente del Congreso de Colombia. En el costado sur de la plaza de Bolívar se levanta esta importante estructura para la vida y destino de todos los colombianos. Su imponente fachada dispuesta en su parte central en 18 gruesas columnas jónicas en seis filas, es sin duda alguna uno de los símbolos más representativos del poder legislativo.

A pesar de la demora de su construcción (1846-1926), el Capitolio es una de las estructuras arquitectónicas más valiosas para la nación, considerado como uno de los primeros grandes edificios que se separó de la influencia arquitectónica colonial; una joya de diseño republicano traducido en altivas líneas de roca.

La Casa de Nariño: antiguamente residencia del importante prócer Antonio Nariño, los predios de los dominios que lo vieron nacer se constituirían en uno de los recintos más emblemáticos de la nación colombiana. La residencia presidencial abre sus puertas en una visita guiada totalmente gratuita. Durante una hora podrás recorrer los corredores y salones de la suntuosa edificación y reconocer importantes obras artísticas y mobiliario de la historia republicana. Recuerda que para visitar la Casa de Nariño debes diligenciar una solicitud por medio de la página virtual de la Presidencia de la República y que debes solicitar la misma, con cinco días de antelación, ésta te será respondida según los cupos disponibles.

La Candelaria: la candelaria es una localidad de características fundacionales y de importante valor cultural e histórico para toda Bogotá. En sus alrededores se ubican innumerables edificios religiosos y de gobierno, que desde hace siglos tienen asiento en este importante sector. Algunos de sus barrios tradicionales aún conservan sus rasgos coloniales y se constituyen en importante centro para el intercambio cultural, artístico y económico. Deambular por sus calles te permitirá conocer más de cerca la historia colombiana y capitalina suspendida en el tiempo. No dejes de darte una vuelta por sus calzadas y edificios, disfrutar de la buena gastronomía local, y conocer en profundidad la historia local albergada en sus centros culturales.

Jardín Botánico de Bogotá: más de 19 hectáreas de vivos colores fulgen en medio de las gigantes estructuras y de la atareada vida de la metrópolis. Este remano de paz y de naturaleza abre sus puertas para que conozcas las especies más representativas de la flora colombiana, y de paso, te extasíes con los cientos de aves que engalanan el lugar con sus dulces cantos.

Corferias: es el centro de exposiciones y ferias más grande del país, punto obligado para grandes eventos de carácter comercial industrial, empresarial y cultural. Mantén presta tu atención en este lugar, es seguro que en cada época del año algún evento magno nacional o internacional se cueza en sus recintos.

 

Otros sitios de interés

Observatorio astronómico: un hito arquitectónico bogotano, con casi dos siglos de existencia. El observatorio astronómico fue el primero en su tipo construido en la América hispano parlante, y desde entonces, ha escudriñado el firmamento en busca de los infinitos cuerpos celestes y sus particulares fenómenos. Ubicado cerca del Palacio de Nariño, el observatorio recibe cientos de visitas anuales. No te quedes atrás, acércate a este monumento dedicado a la ciencia y la curiosidad humana, y escruta las estrellas desde una tierra de privilegiada altura.

Biblioteca Luis Ángel Arango: una de las más grandes e importantes bibliotecas públicas de Latinoamérica, con un promedio de usuarios estimados anualmente en una media que supera la decena de millones. Más de dos millones de libros están resguardados en los amplios recintos de la importante biblioteca. Sin duda alguna, un sitio imperdible para los entusiastas de la literatura y el conocimiento.

Ferias y fiestas

Las festividades bogotanas celebran las tradiciones locales y fomentan el cultivo de las artes, las letras y la música. Comparte con los residentes el entusiasmo por la pluralidad nacional y extranjera expresada en todas sus representaciones estéticas y culturales.

Cumpleaños de Bogotá: en el aniversario de una de las ciudades más importantes de América disfruta de abigarradas comparsas, fuegos artificiales, incontables eventos para compartir en familia y de multitudinarios conciertos musicales a cargo de los más reconocidos artistas de la música colombiana. Celebra y vive con los residentes una festividad llena de orgullo, música y color.

Fiestas patrias: el 20 de Julio y 7 de Agosto se conmemora los hechos y gestas heroicas que dieron termino a la dominación española. A lo largo del país se celebran conciertos, desfiles de las Fuerzas Armadas y se rinde honores a los símbolos patrios y sus más destacados defensores. Bogotá, por supuesto, es epicentro de estas festividades patrias, algunas de sus calles principales son cerradas para dar paso al desfile militar en tanto los cielos son surcados por exhibiciones aéreas a cargo de la Fuerza Aérea. Si deseas conocer un poco más de la independencia colombiana, el Museo de la Independencia, casa colonial de preeminencia histórica, es el lugar indicado para que te empapes más acerca de los motivos de estas celebraciones.

Festival Iberoamericano de Teatro: la bienal cultural, durante largos años desarrollada y producida por la legendaria Fanny Mickey, es uno de los certámenes de las artes escénicas más representativos a nivel mundial. El evento que se celebra en diferentes locaciones destacando las calles, parques y los amplios recintos de Corferias, reúne cientos de compañías del mundo entero y compañías nacionales, convirtiendo a la ciudad en un epicentro cultural de proporciones imponderables. No te pierdas de esta gran oportunidad para disfrutar de un magno evento que resalta la cultura, el arte y la diversión.

Festival de Cine de Bogotá: este certamen del mundo del celuloide cumple ya con 30 años promocionando y premiando lo mejor del cine novel, nacional e internacional. Cada año se invita a un país anfitrión que en compañía de los organizadores locales dirimirá los contenidos a ser premiados y las actividades del festival. Un evento muy especial para afianzar lazos interculturales y para el disfrute de las nuevas luminarias del cine moderno.

Feria Internacional del Libro: entre abril y mayo toma forma la más importante feria de la industria editorial en Colombia. La aclamada feria reúne a plumas de talla mundial y a reconocidas editoriales en un gran evento que expone las nuevas tendencias editoriales, los nuevos trabajos de reconocidas plumas locales e internacionales, y por supuesto, las nuevas promesas de todos los géneros literarios a nivel nacional e internacional.

Cada año se cuenta con un país invitado de honor, del que se exponen muestras culturales y sus obras más representativas, como también se realizan cientos de eventos culturales concernientes al mundo de los libros. La feria de larga tradición bogotana es un excelente medidor de la cultura ciudadana al igual que es una apuesta económica muy seria dentro del mundo editorial.

Rock al Parque: uno de los festivales musicales gratuitos más importantes en América. Rock al Parque es un evento que realza la importancia de la pluralidad musical del rock local (rock, metal, punk, ska, regae, etc.), al tiempo que convoca importantes bandas y solistas de amplio reconocimiento internacional.

El evento se celebra al aire libre en el parque Simón Bolívar, su organización es ejemplo de civismo y de amplio aforo, de allí que su importancia haya sido determinante para que otros festivales con las mismas características tomen forma, tales como Jazz al Parque, Salsa al Parque, Hip Hop al Parque, Opera al Parque y Colombia al Parque. Un motivo irrechazable para estar al aire libre, disfrutar de la tarde bogotana y de su amplia oferta musical.

Festival Centro: celebrado en el Centro Histórico de Bogotá, este festival que reúne a grandes multitudes en diversos conciertos durante el día, es un gran exponente de la multiplicidad musical de la capital. Diversos géneros se dan cita en este concurrido evento que van desde el rock, pop, caribe, pacífico, hasta la música folclórica, popular, electrónica, contemporánea, jazz y los nuevos ritmos que están marcando tendencia a nivel mundial. Un espacio de amplia diversidad a cargo de intérpretes nacionales e internacionales que te regalarán vibrantes sensaciones enmarcadas en la majestuosidad de las calles y edificaciones del Centro Histórico.

Festival de Verano: el circuito de parques inmerso en el gigantesco parque Simón Bolívar son el escenario perfecto para que este alegre y querido festival se lleve a cabo. El Festival de Verano convoca a la familia y a los amantes de la naturaleza a pasar unos días de descanso y alegría auspiciados por los eventos culturales, musicales y deportivos que se dan cita en la celebración. Disfruta de buena música a cargo de importantes artistas invitados, de las exhibiciones acuáticas en el lago del parque, de los deportes al aire libre y de todas las muestras culturales pensadas en el deleite y la recreación de los ciudadanos y visitantes.

 

 

Actividades

Parques y otros escenarios naturales: Cerca de las estructuras de ladrillo y concreto siempre tendrás a disposición un remanso verde para hacer un alto, respirar y renovarte de energías. El colosal parque Simón Bolívar es ya de por sí, un importante centro de relajación y recreación al aire libre, te aguardan en él, muchísimas posibilidades para el disfrute del deporte y la tranquilidad de las tardes bogotanas. En los cerros de Bogotá, senderos naturales trepan por sus cuestas como claras invitaciones a la ejercitación y la contemplación de los colores de la naturaleza. Cuando hayas llegado a su cima, descubrirás el aire más limpio que puedas encontrar en una de las ciudades más altas del continente.

Visita los parques de atracciones: para disfrutar en familia, los parques de atracciones son auténticos imperdibles. En Bogotá, tienen cabida decenas de parques de atracciones y parques temáticos que ofrecen espectáculos a la altura de los mejores parques de diversiones del mundo. Prepárate para relajarte y divertirte en grande con la numerosa oferta de diversión para grandes y chicos que  tiene la ciudad.

Teatros, arte y música: si te antojas de lo nuevo de la cartelera mundial o de pasar una noche recreando tus sentidos con múltiples manifestaciones artísticas, Bogotá sin controversia alguna, tiene a disposición decenas de escenarios con todas las cualidades para que disfrutes de estos menesteres. Cada tarde y noche bogotana estará colmada de innumerables eventos: conciertos, orquestas filarmónicas, artistas locales e internacionales, funciones de teatro, proyecciones del mejor cine mundial, etc. No lo olvides, para ti que eres amante de la cultura y del mejor entretenimiento, la capital te tiene preparado una amplia programación de altura mundial.

Disfruta de la comida local: cientos de restaurantes abren sus puertas para que disfrutes de la exquisita gastronomía cundiboyacense, expresada en decenas de platos con sabor de hogar y de pequeñas delicias ideales para acompañar con bebidas tradicionales. Para todos los gustos y bolsillos encontrarás uno de estos recintos en cada esquina, cerca de parques y de las tradicionales zonas de comercio. Te recomendamos visites el sector de La Macarena y disfrutes del ofrecimiento de sus amplias alternativas gastronómicas.

Centros nocturnos: los bogotanos saben muy bien de diversión sana en las gélidas noches del altiplano. La rumba capitalina reconoce de todos los géneros musicales y de todos los bailes posibles. En la ciudad, múltiples centros nocturnos como bares y discotecas abren sus puertas hasta bien entrada la madrugada, para que conozcas los mejores espacios dedicados al disfrute de la noche y al deleite de todas las bebidas que puedas imaginar.

Deporte: siéntete como un bogotano más, intégrate a su cultura ciudadana que busca el cuidado de la salud en medio de la ajetreada vida. Ciclovías, parques biosaludables, aeróbicos al aire libre, todos ellos gratuitos para todo público y edades, demuestran con creces, que por extensión, Bogotá es una ciudad que destaca la importancia de las prácticas habituales de aeróbicos, caminatas, ciclismo y ejercicio.

Compras en la capital: si vienes del exterior, notarás que el cambio de tu moneda en pesos te permitirá comprar innumerables artículos a bajo costo. Para todos los gustos y bolsillos, en Bogotá puedes encontrar desde electrodomésticos, ropa de alta costura, artesanías, antigüedades, joyas, productos importados y todas las manufacturas nacionales que son reconocidas internacionalmente por sus altos estándares de calidad. Te recomendamos visites los grandes complejos comerciales, auténticas pequeñas ciudades dedicadas al comercio dispuestas en gran parte del territorio bogotano. Como también, por sólo mencionar algunos, no debieras dejar de visitar barrio Restrepo, Chapinero, los bazares populares y el Mercado de las Pulgas. Es seguro que encontrarás lo que andas buscando.

  • Empieza tu día ordenando tu agenda de viajes; por extensión y oferta Bogotá ofrece infinitas posibilidades.
  • Visita los poblados vecinos a la ciudad, deléitate con sus escenarios naturales y comparte con sus habitantes, degustando sus platos típicos y conociendo su rica identidad cultural. No dejes de visitar La Calera, Chía y Zipaquirá.
  • Acércate al el Museo del Oro y conoce la más impresionante colección de orfebrería precolombina (incluyendo la Balsa Muisca, pieza emblemática que hace alusión a la leyenda de El Dorado), al igual que millares de piezas de aborígenes que ayudan a reconstruir la historia y hábitos de los primeros habitantes de Colombia.
  • Disfruta de un hermoso atardecer bogotano desde el mirador de La Calera. A pocos minutos del centro de la ciudad, el mirador te ofrece una panorámica privilegiada de uno de los centros urbanos más grandes de Latinoamérica.
  • Entérate de los eventos que se celebran en Corferias, seguramente alguno de ellos te será de gran interés.
  • Si eres entusiasta del fútbol (soccer) en el Estadio El Campin podrás alentar a uno de los dos importantes equipos capitalinos, en uno de sus partidos por el rentado nacional, o disfrutar de uno de los muchos encuentros de exhibición que tienen lugar en el complejo deportivo.
  • Desde las históricas estaciones aún en pie del antiguo ferrocarril, aborda el colorido tren turístico y da un recorrido largo y tranquilo por la bella sabana bogotana.

Opiniones de usuarios

Enviar un Comentario