InicioDestinosCapurganá

Capurganá

Capurganá es un paraíso de eterna tranquilidad, adornado con los bellos tintes de la selva chocoana, los azules del mar Caribe y unas costas solitarias y blancas en las que el silencio y la paz son regentes de tiempo completo.

Alejada de la agitación y el estrés de los grandes centros urbanos, la pequeña y hermosa población de no más de 1200 habitantes, ha olvidado por completo los afanes del mundo, los ruidos ensordecedores del transporte moderno y la algarabía nocturna, habitual en muchos centros vacacionales caribeños.

La naturaleza pródiga en belleza y vida, es el sustento diario de diversión, descanso y ensoñación. Y es que nada más podría necesitarse en un lugar rodeado de tan exuberantes paisajes que conjugan con armonía casi divina, el mar, los cielos, las verdes montañas y los paraísos vírgenes de las profundidades marinas.

Un paraíso inmerso en otro paraíso: Capurganá es fiel depositario de la belleza del Choco en el Caribe colombiano

Planes a este Destino :

Ballenas a la Vista en Bahía Solano

Desde

COP $ 1.580.000

Actividades en este Destino :

Destinos relacionados :

Experiencias de usuarios en este Destino :

A Capurganá sólo se puede llegar por vía aérea y marítima, la ruta aérea más cercana parte desde Medellín, y desde el municipio de Turbo (Antioquia) se puede llegar por vía marítima.

Por vía aérea: Desde Medellín, en el Aeropuerto Olaya Herrera puedes tomar un vuelo que sólo opera por día y que te llevará al Aeropuerto Narcisa Navas de Capurganá, ubicado en el municipio de Acandí.

Distancia aproximada: (aún pendiente)

Tiempo aproximado del vuelo: 1 hora y 10 minutos.

Por vía marítima: llega al municipio de Turbo, en Antioquia, y aborda una lancha con todos los elementos necesarios para remontar las aguas en un viaje que te llevará hacia Capurganá en 2 horas aproximadas.

Capurganá es un destino ecoturístico particularmente propicio para la privacidad y el silencio. Lleva sólo el equipaje necesario.

En ese mismo sentido, no olvides que la tranquilidad del lugar es un bien sagrado: no hay entonces transporte automotor distinto al que surca las aguas del Darién Caribe.

No hay cajeros electrónicos en la zona, por lo tanto lleva dinero en efectivo.

Abril y noviembre son los meses perfectos para realizar tu visita: el clima es idóneo y las olas del mar se hallan en tal calma que se hace preciso la navegación y el buceo, no obstante, cuando desees navegar más allá de las costas, pregunta siempre por el estado del viento y de las olas.

Empaca repelente contra insectos y bloqueador solar; estando ya en el destino, recuerda hidratarte con frecuencia.

Vestuario recomendado

Lleva prendas ligeras y frescas; no te olvides de las prendas de baño, de los lentes de sol y de un par de sombreros o gorras.

No olvides empacar sandalias y zapatos deportivos de suela antideslizante, ideales estos últimos para realizar caminatas ecológicas.

Con la naturaleza

Te encontrarás con escenarios vírgenes de playas solitarias y arrecifes coralinos en óptimo estado de conservación. Considera entonces el equilibrio natural, respétalo y disfrútalo.

Cuida de las fuentes de agua, de las especies de flora y fauna; no contamines, recuerda que las basuras que generes, especialmente las inorgánicas, deberás llevarlas contigo: Capurganá no cuenta con relleno sanitario.

En las noches no realices fogatas cerca de las playas; también es importante que ayudes a la conservación de la paz y tranquilidad que se respira en Capurganá, en esa medida, abstente de realizar grandes fanfarrias fuera de los recintos para estas actividades…Nada mejor que la privacidad y el silencio.

No comercies, ni extraigas de la zona especies de flora y fauna.

Gastronomía

A orillas del mar, rodeada de espesas frondas, y en los límites con Panamá, la cocina de Capurganá tiene rotundas excusas para ser exótica, variada y exquisita. Las selvas, el mar y el recetario ancestral de los kunas, son piezas fundamentales para configurar una gastronomía que se precia de dar uso creativo a los ingredientes del mar Caribe, los frutos del trópico y las especias picantes.

 

Pez león: la administración de la localidad recomienda fuertemente que sea consumida esta especie invasora. Obsequiarás a tu paladar un delicioso platillo que puede ser preparado en muchas variantes y de paso, ayudarás a la conservación del equilibrio natural de Capurganá.

Arroz con mariscos: si te gustan los frutos de mar este es un plato que te encantará, y si no, pues es buena hora de que te deleites con algo nuevo. Arroz blanco condimentado y acompañado de una deliciosa mixtura de mariscos, se convierte en una excelente opción asistido con un buen vino.

Pargo rojo: el pargo rojo es uno de los peces más apetecidos en la Costa Caribe colombiana, suele servirse frito, acompañado de patacones, de rodajas de limón y de arroz con coco.

Topocho: es un plátano de la región, redondo y pequeño, de muy buen sabor, utilizado para un sinnúmero de preparaciones culinarias.

Camarones al ajillo: en la tierra del ají no podrían faltar las delicias picantes. Estos camarones pueden ser servidos como aperitivo, o acompañados de pasta; son muy recomendables para seguir una dieta balanceada y una excelente opción para asaltar el hambre.

Calamar al ajillo: los calamares al ajillo son sencillas y rápidas prepraciones, y no por ello, dejan de ser toda una tentación. Cortados en círculos, acompañados de ajo, sal, pimienta, perejil y limón, los calamares son freídos en margarina, aceite de oliva (según el gusto) y servidos sobre rodajas de pan, patacones, galletas de soda o ensaladas verdes. Una deliciosa preparación para degustar mientras se toma el sol en las hermosas playas.

Cazuela de bagre: esta deliciosa cazuela tiene como protagonista a uno de los peces más apetecidos de los ríos americanos. La carne tierna de bagre es troceada y cocinada en crema de camarones junto con ajo y cebolla picada. Suele ser servido con crema de leche y cilantro picado, al igual que es acompañado de arroz con coco y patacones.

Albóndigas de pescado: deliciosas preparaciones a base de carne de pescado sin espinas, que sirve como aperitivo o acompañante en platos fuertes. La carne ausente de espinas es hecha bolitas y acompañada de ajo picado, sal, cebolla cabezona y algunas otras especias.

Definir el detalle más destacable de Capurganá como centro turístico no es tarea fácil, siempre que hay que considerar que sus escenarios están enmarcados en toda la magia caribeña y, por otro lado, sus selvas y la dinámica de la vida apacible de sus gentes, convierten a este destino en una joya de incomparable tranquilidad en el Caribe colombiano, rasgos de lejos destacables y sumamente seductores para todo turista.

La Piscina de los Dioses: una piscina natural rodeada de rocas que permiten un amplio depósito de agua marina, de una profundidad de no más de 50 a 60 centímetros, ideal sitio para estar en familia y especialmente para que los más chicos disfruten de las bondades del mar sin temor a ningún contratiempo.

La Caleta: una de las mejores playas de la zona, con amplias franjas de arenas blancas, sombreadas por impresionantes elevaciones vegetales. La playa se encuentra ubicada cerca del muelle y de un bello complejo hotelero; las aguas que bañan sus arenas blancas, son sin duda alguna, una clara invitación al disfrute de una tarde de verano.

Playa Soledad: a 30 minutos de Capurganá tendrás ocasión de conocer una bella playa de arenas muy blancas, rodeada de aguas de azul intenso, de imponentes mangles, y que tal como su nombre lo indica, es una playa tranquila y solitaria, especial para disfrutar de una tarde colmada de los ruidos y matices naturales que acuden allí en abundancia.

Bahía El Aguacate: la bahía es todo un festín visual para los amantes de las aglomeraciones verdes, ni que decir de las aguas coloridas que bañan sus costas rocosas que contrastan con sus otros puntos porciones de arena blanca. Ubicada a 20 minutos de viaje en lancha desde Capurganá, este es sin duda alguna el punto de encuentro para los exigentes comensales: El Aguacate se enorgullece de ofrecer en sus pequeños restaurantes y hostales los mejores platos de la región; el infaltable pargo rojo, los frutos de mar y los ingredientes que ofrecen las fértiles tierras de Capurganá, estarán a la orden del día para saciar tu paladar.

 

Sapzurro: alojamiento nativo, deliciosa comida, gentileza y pacifismo son sólo algunas de las más llamativas características que encontrarás en este maravilloso lugar. El corregimiento de Sapzurro levanta sus hermosas casas en la que es considerada la última bahía de Colombia. Desde Capurganá puedes llegar aprovechando los senderos ecológicos de la zona, en una caminata que no te tomará mucho tiempo, aunque también podrás llegar en breves minutos, surcando el mar en lancha. La bahía, profunda y hermosa, de un color azul preciosista, se encuentra rodeada de pequeñas montañas cargadas de intensos matices; sus playas son de una belleza excepcional, justo lo que necesitas para recibir un buen bronceado y disfrutar de las cálidas y suaves aguas de la zona. La superficie ondulante en armonía con los vientos alisios, obsequian la ocasión de navegar en botes de vela o practicar pesca artesanal de la mano de un guía local. Bajo estas mismas aguas, las oportunidades para bucear entre fantásticas formaciones coralinas y peces multicolores, simplemente se abren como un infinito abanico.

La Playona: esta larga playa del municipio de Acandí, es imprescindible para el avistamiento de la tortuga laúd o caná, la tortuga marina más grande del mundo. Las tortugas llegan en gran número a desovar durante los meses de marzo y julio, y una vez han concluido con el extenuante mandato de la naturaleza, regresan con movimientos perezosos a sus dominios. Durante estos largos meses muchos lugareños se prestan al cuidado de los huevos, hasta que las pequeñas tortugas eclosionan y se dirigen hacia las fuertes olas en búsqueda de la primera gran aventura de sus vidas. La Playona es pues, un excelente lugar para quien desee un contacto íntimo con este tipo de gestas de la naturaleza, enmarcadas en los magníficos y poderosos escenarios del Darién Caribe.

La Cascada del Cielo: internándose por las florestas de Capurganá, a más de una hora de caminata entre altos follajes, y con el acompañamiento del amplio eco de pajarillos melodiosos y fuentes de agua pura, encontrarás esta hermosa cascada flanqueada de imponentes rocas como alternativa a las calurosas playas y el mar Caribe.

La Miel: del lado panameño, a unos pocos minutos de Sapzurro, se encuentra La Miel, primer asentamiento humano del istmo, y precioso lugar, tan tranquilo y poco habitado como sus poblados vecinos del lado colombiano. Un excelente sitio para disfrutar de las hermosas playas agasajadas por las lentas mareas y el sol caribeño, y para bucear y caretear en lugares como el Cabo Tiburón, que te permitirá en sus accidentes costeros de formas rocosas sumergidas, bucear a placer cerca de los arrecifes coralinos y toda su increíble gama de vida marina.

En Capurganá las ferias y fiestas están estrechamente ligadas a la cultura del departamento del Choco, su extraordinaria geografía bañada por dos mares y la alegría de sus pueblos. Las tradiciones, la naturaleza, la música y la gastronomía, son los habituales protagonistas de estas celebraciones.

La Cigua: en octubre se celebra el festival de la cigua, especie animal de destacada importancia para los locales, por lo que el festival fomenta el respeto por este caracol y el disfrute de la naturaleza sin alterar sus preciados ecosistemas. En el festival podrás conocer un poco más de la cultura de los habitantes del corregimiento, de sus muestras culturales, de su gastronomía y de la belleza de sus mujeres que se dan cita en el certamen de belleza de la cigua.

Carnaval del Caribe: (no logro encontrar información vasta sobre esta festividad)

Advocación de La Virgen del Carmen: en el mes de mayo se celebra una tradicional festividad religiosa que rinde honor a la patrona de los conductores a nivel nacional. En Capurganá, por supuesto, el homenaje se rinde sobre las aguas con diferentes caravanas de lanchas a motor primorosamente engalanadas para la importante ocasión.

Feria Agropecuaria, Industrial y Artesanal: la feria que toma forma cada dos años busca resaltar lo mejor de la industria agropecuaria y artesanal del corregimiento. En ella se exhiben los mejores productos agropecuarios, industriales y artesanales; de entre la amplia variedad de exhibiciones son premiados los agricultores y criadores que ostenten mayor calidad en productos como el plátano y el coco, vacas lecheras y regios sementales.

 

Disfruta del mar y de las playas: en familia o en plan romántico, las diversas playas de la zona reúnen las condiciones necesarias de belleza, seguridad y tranquilidad para que goces de las bondades del clima local y de las aguas de un mar idílico. Te sorprenderás al reconocer la calidad de sus playas y las formaciones diversas de sus litorales: algunas playas pasan por acantilados, en tanto otras descienden suavemente para encontrarse con el arropo de las aguas cristalinas, singulares escenarios que se salen de la monotonía y te permitirán una rica y variada experiencia vacacional.

Buceo y careteo: el mar de Capurganá es una incontestable maravilla; en sus profundidades la vida se abre paso con absoluta calma, engalanado por las hermosas formaciones coralinas, en Capurganá las actividades para los submarinistas se constituyen en auténticos infaltables de la hoja de ruta vacacional. Disfruta de las decenas de puntos para bucear bajo este precioso mar, y experimenta como testigo ocular, la razón para que sus arrecifes sean catalogados de una de belleza virgen extraordinaria.

Recorre Capurganá: de la mano de un experimentado guía local, conoce las historias, tradiciones y cultura de los capurganaleros. Recorre las pequeñas calles flanqueadas de pintorescas casas de este lindo y pacifico pueblo. Compra artesanías en la localidad o degusta de los sabores picantes de su comida. Luego de salir de su centro urbano, haz un largo recorrido para reconocer sus costas y el mar que se mece cadenciosamente a sus orillas.

Botes a remo, lanchas y bicicletas marinas: en Capurganá y Sapzurro da paseos en bote a remos, lanchas rápidas o bicicletas marinas por las tranquilas aguas de su mar, haz parte de las diferentes excursiones que te llevarán entre un pueblo y otro, y conoce sus más bellos accidentes costeros y los sitios más codiciados para sumergirse y deleitarse con las vivas tonalidades del paisaje submarino.

Avistamiento de la tortuga laúd (caná): se parte de este extraordinario acontecimiento natural, entre marzo y junio testimonia el desove y la posterior eclosión de las colosales tortugas laúd. Descubre por que la zona de La Playona se ha convertido recientemente en santuario faunístico y reserva marina protegida gracias a la activa protección y participación de la comunidad del municipio de Acandí.

Ecoturismo: las espesas y húmedas selvas tropicales son suficiente motivo para hallar paz en sus espesuras y reconciliarse con la naturaleza. Bajo el dosel de los altos árboles, atraviesa senderos que se abren paso por este maravilloso mundo verde, salpicado de coloridas flores; goza de la musicalidad de estas selvas, del trino de los cientos de aves, del murmullo de las aguas cristalinas, que en cada vértice, cruzan en pequeños riachuelos, para convertirse en frescos manantiales en los que podrás disfrutar de un saludable y reconfortante baño.

Cabalgatas: a lomo de un caballo pasea frente a las costas disfrutando del amplio horizonte y los murmullos del oleaje de las diversas playas del lugar. Recorre los senderos que se adentran en la periferia boscosa, cruza los cristalinos arroyos mientras te extasías con la belleza de los follajes. Un paseo a caballo es una excelente alternativa para recorrer cómoda y rápidamente las numerosas rutas ecológicas de la zona.

 

Recomendados

Desconéctate de las prisas del mundo y de la tecnología, estrás frente a una grandiosa oportunidad para disfrutar del lento paso del tiempo, de espectaculares amaneceres y ocasos, y de los dulces acordes del mar y de la selva.

Acompaña a uno de los lugareños en su faena diaria: conoce de cerca la pesca artesanal y los secretos de la agricultura y la preciosa naturaleza del lugar.

Nada mejor que los espacios abiertos y ausentes de contaminación lumínica para disfrutar de las noches cuajadas de estrellas. Un plan romántico que no olvidarás.

Disfruta de un extraordinario amanecer desde la bahía El Aguacate, observa como el precioso lienzo cambia paulatinamente: los grises fríos ceden a los encendidos naranjas, y entre tanto, escucha la sinfonía de los pájaros y el mar en franca comunión alertando sobre el inicio de una nueva jornada.

Ensilla un buen caballo y recorre estos preciosos escenarios, atrévete a dar largas caminatas, bucea una y otra vez en los innumerables escenarios submarinos, ¡llena tus pulmones del aire más fresco y puro!

Opiniones de usuarios

Enviar un Comentario