InicioDestinosMedellín

Medellín

Al amparo de un clima envidiable, rodeada de unas verdes y bellas montañas, florece una gran ciudad; cuna de hombres recios, dispuestos al trabajo y el bien hacer, dibujando siempre en sus rostros eternas sonrisas para propios y foráneos.

Medellín es la segunda ciudad en importancia de Colombia, foco de grandes ideas y de una industria y economía pujante que mira de frente a las grandes metrópolis del mundo. Su acelerado crecimiento económico y su espíritu innovador, la ponen en la mira de grandes empresas y de todo aquel que sabe muy bien dónde hacer una buena apuesta.

En la ciudad de la eterna primavera la civilidad, el modernismo y el amplio sentido de adaptación frente a los nuevos tiempos, son valores que configuran espacios urbanísticos, que resaltan la importancia del respeto por la distensión y los espacios personales, en la medida que los escenarios naturales inmersos en las zonas céntricas recuperan su vital importancia.

La capital antioqueña es un maravilloso lugar por descubrir, una tierra de gentes alegres, impresionantes paisajes verdes en sus alrededores que contrastan con unos hermosos atardeceres arrebolados. En la amabilidad y buen humor de los paisas, su deliciosa cocina, y las manifestaciones artísticas y culturales de sus arraigadas costumbres, se encuentran suficientes motivos para disfrutar de unas perfectas   vacaciones en Medellín y enamorarse de esta bella tierra.

Entre una naturaleza montañosa de ensueño, encontrarás una ciudad prospera, pujante, de gente amable y clima envidiable; conoce la ciudad de la eterna primavera

Planes a este Destino :

Medellín, Nuquí, Leticia y Bogotá

Desde

COP $ 3.039.000

Actividades en este Destino :

Destinos relacionados :

A Medellín se puede llegar por vía aérea o terrestre desde Bogotá.

Por vía aérea: desde Bogotá, en el Aeropuerto Internacional El Dorado puedes tomar un vuelo que te llevará al Aeropuerto Nacional Olaya Herrera.

Distancia aproximada: 414 km.

Tiempo aproximado del vuelo: 30 minutos.

Por vía terrestre: se hace imprescindible informarse del estado del tiempo y las vías, una vez hecha la diligencia la ruta a tomar es la Autopista Medellín. Con buen tiempo y poco tráfico el viaje tomará de 8 a 10 horas aproximadamente.

  • Si viajas por tierra infórmate con las autoridades correspondientes, antes de partir, acerca del clima y del estado de las vías. Recuerda que si viajas en auto particular, es mejor que lleves dinero en efectivo para el pago de peajes.
  • Si practicas deportes de aventura, asegúrate de contratar los servicios de guías e instructores debidamente acreditados.
  • Respeta las tradiciones y valores paisas, sé reciproco con la proverbial amabilidad antioqueña.
  • Las artesanías de los pueblos típicos, y la muy buena oferta de los centros comerciales de la ciudad, exigen un mínimo de espacio en tu maleta para los valiosos e imperdibles suvenires que has de llevar de regreso a casa.

Vestuario recomendado

  • Lleva un atuendo de ropa fresca, y un par de prendas de invierno en caso de que el clima cambie inesperadamente.
  • No olvides ropa adecuada para asistir a los innumerables eventos artísticos y culturales de la ciudad. La ropa de noche depende del lugar al que asistas: establecimientos nocturnos como bares y discotecas, o restaurantes elegantes y reuniones sociales.
  • Lleva un par de zapatos acordes con algunos eventos sociales y culturales, aunque enfatizamos que el mejor calzado es el calzado deportivo: Medellín cuenta con muchos sitios de interés, que es mejor recorrerlos a pie, tanto en el centro urbano como en las zonas rurales.

Con la naturaleza

  • No arrojes basuras a las calles, la ciudad cuenta con innumerables puntos para la recolección de los desechos orgánicos e inorgánicos, acércate a uno de ellos.
  • En las zonas rurales, cuida y preserva los nacimientos de agua, todos ellos son fundamentales para la vida y sostenimiento de los campesinos.
  • En los espacios naturales y las zonas rurales, respeta el medio ambiente; cuida de las especies nativas de flora y fauna para que más personas como tú, puedan luego también disfrutarlas.
  • Si te hospedas en un hotel, cuida de administrar sabiamente los recursos potables y energéticos, no dejes innecesariamente bombillas encendidas o mal gastes el agua para consumo humano.

Las gestas coloniales antioqueñas instauraron unos arraigados valores culinarios, representados en una apropiada unión del legado español, los ingredientes aborígenes, y las nuevas formas gastronómicas ideadas según las necesidades de los arrieros en sus extensos viajes.

Esta es una mesa rica y diversa, que se ha fraguado a lo largo de muchos años, y que para ser disfrutada, sólo se necesita de un muy buen apetito, porque la cocina antioqueña no conoce de medianías: los paisas privilegian la abundancia en sus platos como otra forma de demostrar su extensa hospitalidad y amabilidad.

Bandeja paisa: es el plato, de lejos, más representativo de la cultura antioqueña. Su fama rebasa todas las fronteras colombianas a tal punto que con dificultad, alguno de sus habitantes desconoce el sabor de esta receta. La abundancia de su contenido requiere ser servido en una amplia bandeja, o en distintos platos, y consiste en diferentes carnes como chicharrón, chorizo, carne molida, acompañados de frijoles arroz, plátano frito, huevo frito, arepa y aguacate.

Mondongo: una deliciosa sopa hecha a base de la carne de estómago de res y carne de cerdo, ambas carnes debidamente troceadas finamente y cocinadas durante un intervalo de tiempo que será fundamental para que la sopa espese y adquiera su sabor característico. El mondongo va sazonado con las especias locales y acompañado, según el gusto de quien lo cocina, con verduras troceadas o arroz. No dudes en degustar esta delicia y acompañarla con una generosa porción de aguacate.

Sancocho: el sancocho es uno de los platos por excelencia de la cocina colombiana; una sopa que reúne ingredientes propios de la huerta local y carnes tan diversas como las de pollo, res, cerdo o las de pescado. Generalmente se cocina en una olla grande donde se cuecen todos los ingredientes acompañados de verduras troceadas y aliños y que se baja del fogón una vez la mezcla se ha convertido en una sopa espesa.

En Antioquia la carne predilecta para el sancocho es el espinazo y la costilla de res, al igual que la carne de pollo. Los encurtidos, en su acepción local (preparaciones con cebolla, tomate, cilantro y ají), son aderezos muy apetecidos para acompañar estas deliciosas y espesas sopas antioqueñas. El arroz blanco es infaltable como compañero del sancocho al igual que una buena porción de aguacate. No evites la tentación de probar este rico plato, permítele descubrir a tu paladar la razón por la cual esta es una de las recetas más apetecidas en todo el territorio colombiano.

Desayuno paisa: los desayunos antioqueños son famosos por la profusión de sus platos. Los buñuelos, los huevos revueltos o en cacerola, el chocolate espeso, el queso campesino, las migas y el calentao son solo algunas de las variantes con las que puedes ser recibido en una mañana antioqueña. La gastronomía local enfatiza en la importancia de los alimentos: nada debe desperdiciarse, de tal suerte que las migas y el calentao son imprescindibles preparaciones para reponer fuerzas en un nuevo día.

Arepa: la arepa es un sello de identidad culinario nacional. Un infaltable en la dieta colombiana que consiste en una tortilla asada de maíz blanco o amarillo. Esta sencilla y fundamental pieza de la gastronomía antioqueña, tiene un valor ubicuo en casi todas las preparaciones; la podrás ver en desayunos, almuerzos, meriendas asados, etc. Con un poco de mantequilla esparcida en su superficie caliente y acompañada de una taza de chocolate, será una delicia que no podrás dejar de probar.

Mazamorra: esta versátil y sencilla preparación, durante años ha acompañado la mesa antioqueña. La mazamorra consiste en maíz blanco o amarillo pilado (sometido al pilón) y luego cocinado durante un largo tiempo hasta que ablanda. La mazamorra es servida como postre, acompañada de bocadillo o panela, o como bebida fría mezclada con leche

Caldo de pajarilla: en Antioquia, como en gran parte del territorio colombiano, el menudo (vísceras de res, pollo o cerdo) es muy apetecido para diversas preparaciones; la sopa de pajarilla es un nutritivo ejemplo de esta saludable afición. Acompañado de verduras y tubérculos como la papa, la sopa es preparada con porciones de menudo y cocinada hasta que espesa y queda convertida en un caldo de característico color negro. Una sopa de fuerte y agradable sabor, de alto valor energético e importante aportadora de hierro y proteínas.

Sopa de guineo: esta exquisita sopa comparte bastantes similitudes con el sancocho, se diferencia de su semejante por su consistencia espesa, y por el uso de guineo en vez de plátano: este primero una variante más pequeña y blanda del plátano. Se suele acompañar con arroz blanco, ensalada y aguacate.

Torta de choclo: la torta de choclo es un aperitivo de muy buen sabor y que es excelente para despistar el hambre. La torta, como su nombre lo indica, es una fritura de bollos de choclo (granos de maíz tiernos), que también es preparada en forma de tortilla, acompañada de una ligera capa de mantequilla, sal y unas buenas porciones de queso.

Tamales: esta es una deliciosa mixtura de ingredientes locales. Una porción de carne adobada, sea de res, de pollo o de cerdo, es acompañada con papas y zanahoria, recubiertas de masa de maíz y cocinada en un envoltorio de hoja de plátano. El resultado es el exquisito y popular tamal, una pieza culinaria de sabor inconfundible que suele servirse en festividades populares, o al almuerzo en un día semanal cualquiera. Disfruta de este peculiar platillo servido caliente y acompañado de una buena porción de arepa.

Parva antioqueña: son pequeñas delicias que no pueden faltar en las medias nueves de las tardes antioqueñas, o cuando la luz del día cede a la noche y es inevitable no rendirse a una taza de chocolate con uno de estos antojitos. Estos refrigerios están representados en piezas horneadas de panadería como el pandebono, pan de queso, pan de yuca, las galletas, tostadas, entre otros.

La ciudad de la eterna primavera te aguarda con su reconocida modernidad y amabilidad, y una infraestructura comercial y hotelera generosa para que puedas descansar y relajarte después de las vibrantes visitas a sus sitios más destacados, repartidos a lo largo y ancho de la urbe y sus poblados vecinos.

La vida palpitante de la segunda ciudad en importancia de Colombia, se sincroniza armoniosamente con la naturaleza y el clima de sus alrededores, al igual que con   la historia y tradiciones de sus gentes benévolas que te brindarán una hospitalidad inolvidable.

 

Centro histórico: como es común en toda ciudad latinoamericana que tuvo alguna influencia española, Medellín cuenta con un casco histórico donde tuvieron lugar importantes actividades que modelaron su historia actual. En el centro histórico de Medellín aún se mantienen en pie, cual si el tiempo no les afectara, diversas edificaciones coloniales y republicanas expresadas en iglesias, plazas, parques, calles, edificios de gobierno y distintos monumentos.

Museos: en Medellín el arte y la cultura son valores que se enarbolan como importantes referentes de la tradición antioqueña. Significativas figuras de la literatura, las artes escénicas y las artes plásticas abrieron por vez primera sus ojos en estas bellas tierras y recorrieron gran parte de sus vidas y proyectos artísticos bajo estos cielos primaverales. Con todo lo anterior ya podrás sospechar la importancia de los museos en la vida antioqueña. No dejes de visitar los distintos museos de la ciudad instituidos como fomentadores de la ciencia, la investigación, la preservación de importantes piezas antropológicas e históricas, y por supuesto, la incentivación de la imaginación y el deleite a través de las emociones estéticas.

Edificio inteligente: la característica amabilidad antioqueña, pujanza, respeto por los espacios verdes y cristalinos, se traduce en una imponente obra arquitectónica que se levanta entre la Avenida del Río y la carrera 58. El edificio fue concebido como una estructura que reflejara fielmente los nuevos tiempos y la impresionante adaptabilidad del pueblo de Medellín, a las exigencias de una nueva era automatizada y competitiva, sin perder de vista en ningún momento la amabilidad, el valor del agua, las zonas verdes y el esparcimiento auspiciado por la naturaleza.

Plaza Botero: la plaza es sinónimo de cambio, de arte y cultura. En la plaza, que es considerada un importante foco de esparcimiento y cultivo de la ensoñación artística, 23 monumentales obras del maestro Botero son exhibidas para el disfrute y goce de propios y extraños. Sobra decir que Fernando botero es uno de los pintores y escultores más destacados del siglo XXI, innovando con su visión estética del arte donde representa y re significa el mundo con sus hombres, mujeres y animales rollizos. Toda una oportunidad imperdible para agenciarse de unas muy buenas fotografías al lado de estas regordetas y graciosas esculturas que antes, estuvieron de tour por las ciudades más distinguidas del planeta, y de paso, motivarse a conocer un poco más de la extensa y maravillosa obra del maestro Botero.

Parque de los Pies Descalzos: muy cerca del edificio inteligente encontrarás este maravilloso parque, que hace digna apología al descanso y el olvido del estrés. Un spa natural para tus pies; deambula por entre los susurrantes guaduales y su fresca sombra, acércate a las fuentes de agua y los terrenos de suave arena, y por supuesto hazlo completamente descalzo. No olvides darte una vuelta por este oasis en medio de las estructuras de concreto, y de permitir un encuentro cercano de tu piel con el agua más pura. Vive una experiencia que tu cuerpo y espíritu agradecerán.

Cerro El Volador: enclavado en la urbe, el cerro de 106 hectáreas es todo un remanso natural, una importante área para el esparcimiento de los ciudadanos. Esta elevación a 82 metros de altura sobre el nivel de la ciudad, reviste una gran importancia arqueológica debido a que en su terreno se han descubierto restos fósiles de los primeros pobladores del Valle de Aburra. El cerro permite una panorámica privilegiada del valle, y es asiduamente visitado para disfrutar de su naturaleza, para ir en familia, atravesar sus senderos naturales, elevar cometas y acampar bajo las consteladas noches de Medellín.

Cerro Nutíbara: a ochenta metros sobre el nivel de la ciudad, este cerro es un mirador natural al que puedes llegar por caminos pavimentados, o por distintos senderos naturales, consolidándolo como un referente para disfrutar del aire limpio y de la naturaleza. No dejes de subir al cerro y observar una de las panorámicas más hermosas de la región, donde podrás dominar con tu vista distintos ángulos de la ciudad. Una vez hayas saciado tu ansia de aire limpio y verdes tonos, recuerda acercarte a Pueblito Paisa y disfruta de una experiencia como ninguna otra.

Parque Lleras: el Parque Lleras se ubica estratégicamente en medio de la zona rosa de Medellín. En el día es un lugar muy concurrido para disfrutar de un momento de solaz y de animadas tertulias, para luego enfilar hacia los restaurantes, cafeterías y establecimientos comerciales cercanos. De noche, el parque ve pasar por sus calzadas nutridos grupos de amigos que buscan en los bares cercanos un agradable momento de distensión al ritmo de diversa música nacional e internacional.

Santa Helena: a 17 kilómetros de Medellín se ubica este bello corregimiento, trazado por campos de cultivos de flores y casitas afables. Santa Helena es hogar de una larga tradición de silleteros y en sus alrededores la naturaleza se manifiesta generosa en verdes campos, colinas redondas y fuentes de agua cristalinas y bulliciosas. En el corregimiento convergen algunos de los parques naturales más bonitos de Antioquia, como el Parque Natural Arví, una joya natural de más de 1700 hectáreas, custodiado por densas formaciones arbóreas y cruzado por infinidad de largos senderos naturales que lo convierten en un destacado regional para practicar ciclomontañismo, senderismo, canopy, acampar o para salir de campo con la familia y disfrutar de las hermosas panorámicas.

Pueblito Paisa: el nombre es primoroso tanto como la realidad que tendrás ante tus ojos, en la cima del cerro Nutibara hallarás esta fantástica replica que recrea la apacible vida pueblerina de los primeros colonos y pioneros de la región antioqueña; gráciles casitas de dos plantas abren sus puertas y ventanas de madera, de donde cuelgan llamativos arreglos florales que brillan bajo ese cariñoso sol que hace años, brilló también para los amables ancestros y fundadores de estas promisorias tierras.

En el Pueblito Paisa destacan las numerosas artesanías y la muy buena comida, todo ello sumado a las invencibles sonrisas y cálida hospitalidad de sus anfitriones. No te puedes perder de este maravilloso lugar para el descanso, la relajación y el buen comer, y de paso, tener la oportunidad de conocer un poco más de las ancestrales tradiciones paisas.

Guatapé y la piedra del Peñón: el embalse de Guatapé es un extraordinario paisaje lacustre que parece sacado de un cuento de fantasía. Las aguas que inundan el territorio conforman intrincados juegos de pequeños islotes rodeados de aguas tranquilas y cristalinas. El pueblo que se levantó en Guatapé es una pequeña maravilla antioqueña, sus coloridas fachadas adornadas de flores rutilantes destacan por sus zócalos: escenas típicas de la región como buses escalera y campesinos en su oficio, son bellos grabados que hacen de este pueblo un lugar mágico sin semejante en el territorio colombiano.

Por si fuera poco, en Guatapé hay un gigantesco monolito de más de 200 metros de altura, al que se puede acceder por unas vertiginosas y zigzagueantes escalinatas. Puede que el ascenso sea lento y esforzado, pero la panorámica de la cima, desde donde se puede dominar ampliamente los aconteceres en el embalse, bien que hace valer el esfuerzo del ascenso.

Guatapé ofrece una muy buena oferta de restaurantes de comida típica para que el visitante después de surcar sus aguas, o practicar deportes acuáticos, pueda en frente de un delicioso plato de la región, entregarse al descanso y al disfrute del exquisito clima que reina en el ambiente.

 

Actividades

 

Recorre la ciudad: el moderno metro de Medellín y el metro cable que surca los cielos desde los cerros, conectan la ciudad de manera precisa para que puedas conocerla de punta a punta, contando siempre con la mejor movilidad pública.

Encuentro con la cultura: una vez empieces a recorrer la ciudad, tendrás a la vista innumerables museos, centros de lectura, actividades culturales al aire libre y teatros. En todos estos lugares las actividades culturales toman forma mes tras mes sin dar ocasión a un ligero receso, demostrando así, la insaciabilidad de los antioqueños por las manifestaciones artísticas humanas.

La música cobra también, gran importancia en la escena local: mantente atento y revisa los calendarios, artistas de todo el mundo, de todos los géneros, tienen gran aprecio por celebrar sus presentaciones y conciertos en la ciudad. Si eres amante del tango, en Medellín has encontrado un baluarte del género. Visita la Avenida Carlos Gardel en el sector de Manrique, y te harás una sólida idea del porqué del entusiasmo y pasión de los antioqueños por el tango y la milonga.

Senderismo: los alrededores de Medellín congregan hermosas elevaciones verdes cortejadas por un clima fantástico. En estos cerros rutas naturales se extienden entre florestas y poblados de gentes amistosas y pacíficas. Trepar los cerros y cruzar por estos senderos regala innumerables satisfacciones: aire limpio, notas musicales a cargo de alegres pájaros, verdes escenarios y notables panorámicas de la ciudad y del Valle de Aburra. Así que ya lo sabes, la apuesta es por la salud y por el disfrute de la naturaleza.

Ciclomontañismo: los corregimientos y veredas circunvecinos a Medellín, son focos indiscutibles de carreteras sin asfalto, “trochas”, caminos de herradura, angostos y escarpados senderos abiertos entre la maleza, todas ellas, rutas ideales para afrontar la aventura y el vértigo entre estas exigentes sendas. No has de necesitar más que la disposición de tu corazón para acometer estos retos, de un buen guía y del equipo necesario para entregarte al 100 %.

Parapente: surcando los cielos bajo la tutela de un acreditado instructor, en las zonas rurales de Medellín puedes volar en parapente con total confianza. Disfruta desde los cielos de una privilegiada panorámica del Valle de Aburra: las colinas verdes salpicadas de los brotes de flores, casitas flanqueadas por estrechos caminos, lo ríos que serpean y se pierden entre las abundantes florestas. Una vibrante experiencia te aguarda en el azul firmamento de Antioquia.

Más deportes de aventura: la riqueza geográfica de Antioquia reúne las características necesarias para la práctica de diversos deportes de aventura extrema. El auge en los últimos años de estas actividades ha permitido un mayor entendimiento de los locales sobre sus bondades, de tal suerte que hay escuelas y prácticas tuteladas, que disponen de un muy buen equipo técnico y humano para que tengas absoluta confianza y sólo te dediques a sentir la adrenalina fluir por tu sistema. En Antioquia las montañas, ríos, formaciones rocosas y escarpadas rutas, son todo un compendio ideal para que te des a la aventura y el ejercicio de deportes como el trekking, la escalada en roca, el bungee jumping y el canyoning o torrentismo.

Deportes náuticos en Guatapé: las aguas serenas y amplias de Guatapé se constituyen en el primer valor para que te decidas a surcar la superficie del embalse y reconocer cada uno de sus preciosos vértices. En kayak, o en canoa puedes recorrer sus aguas y disfrutar del buen clima reinante. El sky náutico, la vela y la pesca deportiva también son muy buenas alternativas enmarcadas en el maravilloso paisaje del embalse.

Visita a poblados: descubre en las poblaciones vecinas a la populosa Medellín, tranquilos asentamientos humanos que conservan a mucha honra sus más ancestrales costumbres y creencias. En los pueblos cercanos, corregimientos y veredas de la zona rural antioqueña, prima la tranquilidad, la belleza de la naturaleza y la amabilidad de sus habitantes reflejada en sus atenciones culinarias y sus hospedajes.

Visita a restaurantes típicos: la cocina antioqueña a es uno de los grandes baluartes de la cultura paisa; tiempo y un muy buen apetito son indispensables para disfrutar de la variada y exquisita gama de platos que conforman la gastronomía local, de amplio reconocimiento nacional. No importa dónde te encuentres, siempre tendrás a dos palmos un restaurante de comida típica en el que la atención, el sabor, y la generosidad de los platos, se constituirán en sus más sobresalientes virtudes.

Compras en Medellín: la capital antioqueña es muy reconocida por su amplia   actividad mercantil; desde pequeños locales hasta grandes y modernos centros comerciales, la ciudad tiene para brindar una muy variada gama de ofertas, que incluyen toda suerte de productos que encontrarías en cualquier gran capital del mundo. Recomendamos especialmente que compres las artesanías locales y te des una vuelta por las tiendas de moda: te sorprenderás al encontrar las muy diversas y hermosas prendas de vestir, calzado y artículos en cuero para todos los gustos.

Vida nocturna: la alegría paisa no cesa hasta bien entrada la noche. A ritmo de todos los géneros musicales de Colombia, los antioqueños sacuden sus fibras, relegando el estrés del día a un lado, y entregándose a la maravillosa y rutilante vida de los centros nocturnos de Medellín. Prepara tu cuerpo y un atuendo adecuado, alista tus pies y haz acopio de energías porque en las diversas discotecas y bares de la zona rosa, la rumba colombiana se extiende hasta que el cuerpo aguante.

Conciertos: ten tu agenda lista para hacer algún cambio inesperado: Medellín tiene una amplia y reconocida trayectoria, como sede de importantes eventos, donde participan artistas nacionales e internacionales de talla mundial, que se dan cita en sus teatros y plazas públicas para deleitar al público paisa, con multitud de conciertos que tienen lugar durante los 365 días del año.

 

Ferias y fiestas

Las fiestas de Medellín son un conjunto de diversas celebraciones que realzan los valores tradicionales antioqueños y que afianzan las costumbres locales como una manera de preservar la identidad cultural en la región. Si bien estas celebraciones tiene una fuerte raigambre en antiquísimas costumbres, mitos y leyendas, también se evidencia un substancial interés por celebrar eventos que hacen participe nuevas muestras culturales contemporáneas, reflejadas en la música y el arte en todas sus expresiones.

Feria Taurina de La Macarena: en enero y febrero se dan cita los mejores exponentes de la Tauromaquia en La Plaza de Toros la Macarena. Este es un evento de gran repercusión internacional y de amplio reconocimiento continental para todos los afectos al gremio de la Fiesta Brava.

Semana Santa: entre marzo y abril el fervor local que denota una fuerte filiación católica en Colombia, se evidencia en innumerables actos litúrgicos y escenificaciones de la tradición cristiana. En Antioquia como en Colombia, la Semana Mayor es una semana de importante valor para los feligreses de confesión católica, representados en un porcentaje muy amplio de la población. Viacrucis, procesiones, conciertos y solemnes dramaturgias en torno a la vida y sacrificio de Jesucristo, son algunos de los eventos que motivan a la reflexión y el recogimiento espiritual.

Festival Anual de Tango: la prematura partida del gran Gardel en un absurdo accidente aéreo, imprimiría una tremenda nostalgia y arraigo por las melodías y ritmos del tango. Desde entonces la ciudad ha sido cubil seguro para que las voces del tango locales y los artistas más curtidos, se expresen y rindan tributo a uno de las doradas voces de la música suramericana. El mes de junio el festival inicia sus animadas actividades, convirtiéndolo en oportunidad ineludible para que los amantes de esta maravillosa música disfruten del excelente tango que se factura en Medellín.

Temporada Internacional de Opera: la lírica europea tiene lugar en esta bella tierra gracias al apoyo de la empresa privada y las instituciones públicas. Un evento anual que reúne a destacados artistas nacionales e internacionales y que se debe en gran medida al empuje de los jóvenes valores de las tablas antioqueñas.

Colombiamoda: esta es la feria textil más importante del país que reúne expositores, creadores y empresarios del rubro. En la tradicional y difundida feria las mujeres más bellas y elegantes cruzan por las numerosas pasarelas para dar a conocer las nuevas tendencias expresadas en los valores locales, la alta calidad de las telas colombianas y la constante innovación en el competitivo mundo de la moda internacional.

Expoartesano: durante seis días, cientos de selectos artesanos indígenas y afro caribes se dan cita en el centro de exposiciones Plaza Mayor para ofrecer al público en general, lo mejor de sus muestras culturales artesanales, patentadas en elaboradas piezas de barro y cerámica, madera, guadua, coco, y telas coloridas, zurcidas con las fibras vegetales de cada región. Una oportunidad imperdible para conocer la riqueza étnica colombiana y sus variadísimas expresiones artísticas, y de paso aportar al crecimiento de los artesanos que fomentan la pervivencia de sus ancestrales tradiciones.

Feria de las Flores: en agosto la más respetada y tradicional feria antioqueña, llena de hermosos colores y agradables fragancias las calles de la ciudad. infinidad de actos culturales, deportivos y musicales se toman los barrios más populares de la capital paisa, pero es en verdad el desfile de silleteros quien se roba toda la expectación del festejo; la ciudad de la eterna primavera engalana sus calles con el tradicional desfile de silleteros quienes haciendo ostentosa demostración de férrea voluntad, transitan durante horas por las calles, llevando a cuestas pesadas silletas multicolores todas ellas ornadas en finas aglomeraciones de flores, que con extraordinaria habilidad dibujan escenarios, personajes y símbolos regionales. Cada año, aventajados y noveles silleteros se dan cita en este extraordinario evento, y así demostrar su valía como floricultores y hacer honor con las formas de sus silletas, a su larga tradición familiar y a los valores más representativos de toda Antioquia.

Festival de la trova: enmarcada en la celebración de la Feria de las Flores, la trova paisa se toma las tarimas al aire libre en la ciudad y sus alrededores. La trova es una manifestación musical muy propia de la cultura paisa, en la que se puede evidenciar su reconocida creatividad y humor. En la trova se enfrentan amistosamente dos contrincantes musicales que deben, con improvisación y amplio ingenio, demostrar quién es el mejor a la hora de representar situaciones típicas locales con rimas y con el muy característico humor paisa. La final de este certamen se celebra con una asistencia masiva de los ciudadanos y una antesala de conciertos de música popular y reconocidos artistas invitados para la ocasión.

Medejazz: el festival de jazz de Medellín se viene celebrando desde hace ya más de una década, confirmando la filiación que los antioqueños observan por la muy buena música. Con conciertos en diversas plazas públicas y teatros, este festival es todo un referente del jazz local, consolidando esta nueva visión de la estética musical antioqueña a través de los diversos intérpretes, solistas y bandas que solícitamente acuden al llamado a la cita, que toma puntual forma durante el mes de septiembre.

Desfile de Mitos y Leyendas: un destacado evento celebrado durante el alumbrado navideño que tiene lugar el 7 de diciembre de cada año. El desfile refleja con gran color y animosidad el folclor místico nacional, ordenado en las más populares supersticiones, mitos y leyendas. Durante diciembre, en plenas celebraciones navideñas y bajo las coloridas luces del alumbrado de Medellín, carrozas alegóricas a estos mitos recorren la ciudad: la Llorona, el Mohán, el Hojarasquín, la Patasola, entre otras figuras míticas pertenecientes al imaginario popular, son recreadas en figuras pintorescas que con su presencia ofrecen un particular contraste   a las festividades navideñas.

  • Conoce de cerca la pujanza, laboriosidad y amabilidad de los paisas; entérate por que la ciudad de Medellín es considerada como una de las ciudades más innovadoras del planeta.
  • No dejes pasar la oportunidad de disfrutar de la muy rica y variada mesa local. La cocina antioqueña es toda una antología de sabores servidos en abundancia.
  • Si eres entusiasta del fútbol (soccer), en Medellín tienes una ciudad amante del Deporte Rey, sede de dos de los clubes más importantes del rentado colombiano. Visita el estadio Atanasio Girardot, que cada fin de semana se viste de fiesta para apoyar a estos dos poderosos exponentes del fútbol colombiano.
  • La ciudad es ejemplo nacional de movilidad; descubre cada recodo de la capital antioqueña transportándote en el moderno metro, en el metro cable, o en sus buses articulados.
  • En tu trayecto por la bella Medellín y sus alrededores, observarás las ingeniosas y diversas muestras artesanales de la cultura paisa, no dejes entonces de llevarte a casa uno de estos extraordinarios suvenires; una pequeña replica de bus escalera con toda su carga es cuando menos, una de las más codiciadas artesanías por los visitantes.
  • Si tienes la oportunidad, no dudes en realizar algún tipo de inversión en Medellín; la capital de Antioquia es considerada como una de las ciudades más prometedoras en Latinoamérica para realizar todo tipo de negocios.
  • Antioquía tiene costas frente al océano Atlántico, por si te ves tentado de un poco de mar y playa, desde el aeropuerto de Medellín puedes abordar una pequeña aeronave que te llevará a los paradisiacos destinos de Capurganá y Sapzurro.
  • Si visitas la ciudad para las fiestas navideñas descubrirás por qué el alumbrado navideño de Medellín es considerado como uno de los más hermosos del mundo. Cada año durante las fiestas decembrinas, la alcaldía en colaboración con diversas instituciones y los mismos pobladores, engalanan la ciudad con millares de bombillas que rutilan en cada rincón de la urbe, convirtiendo la ciudad en un hermoso escenario de miles de luces de colores.

Opiniones de usuarios

Enviar un Comentario